¿Cómo escribir un cuento?

Julio Ramón RiveyroEl escritor Julio Ramón Ribeyro, dejó escrito un decálogo a modo de preceptos de gran valor a la hora de escribir un cuento:

  1. El cuento debe contar una historia. No hay cuento sin historia. El cuento se ha hecho para que el lector a su vez pueda contarlo.
  2. La historia del cuento,puede ser real o inventada. Si es real debe parecer inventada y si es inventada debe parecer real.
  3. El cuento debe ser de preferencia breve, de modo que pueda leerse de un tirón.
  4. La historia contada por el cuento debe entretener, conmover, intrigar o sorprender, si todo ello junto mejor. Si no logra ninguno de estos efectos no existe como cuento.
  5. El estilo del cuento debe de ser directo, sencillo, sin ornamentos ni disgresiones. Dejemos eso para la poesía o la novela.
  6. El cuento debe sólo mostrar, no enseñar. De otro modo sería una moraleja.
  7. El collage  de textos ajenos, etc., siempre y cuando la historia no se diluya y pueda el lector reducirla a su expresión oral.
  8. El cuento debe de partir de situaciones en las que él o los personajes viven un conflicto que los obliga a tomar una decisión que pone en juego,su destino.
  9. En el cuento no deben haber tiempos muertos ni sobrar nada. Cada palabra es absolutamente imprescindible.
  10. El cuento debe conducir necesaria, ineroxablemente a un solo desenlace, por sorpresivo,que sea. Si el lector no acepta el desenlace es que el cuento ha fallado.

El propio autor finaliza escribiendo que lo «más aconsejable es transgredirlo regularmente,…o aún algo mejor: inventar un nuevo decálogo »

(Imagen obtenida en el blog https://klimtbalan.wordpress.com/

 

Tagged with: , , , , ,
Publicado en Técnicas

Tienes magia

Era alta y guapa. Con la mirada fija en las dos puertas, repicaba en el suelo con el pie derecho. Estaba seria y sin prestarme atención apretó varias veces el botón de llamada. Mi dedo tiene magia, le dije y toqué el pulsador libre. Sonrió y entonces las flechas indicadoras se iluminaron y se oyeron dos toques de campanilla seguidos. Se abrieron las dos puertas, ella eligió un ascensor y la seguí.

220px-1877_charles_mengin_-_sappho_28cropped29

Pues sí que es verdad, tu dedo es mágico. Ya se reía y yo también. Su tono de voz ronco me gustó. Se lo dije, me gusta tu voz ¿eres cantante?. No , es que fumo y bebo ron. Con la broma su sonrisa se hizo más amplia. Me fijé en la carpeta que apretaba y ocultaba su pecho. Quise adivinar el perfil de sus tetas, pero no me quedaba tiempo. Llegábamos al comedor del primer piso.

¿Te hospedas aquí?, le dije. Hasta el viernes sí ¿Tú te vas ya? y señaló mi bolsa. Me espera mi marido, contesté, tal vez nos encontremos en otro hotel y haya tiempo para mostrarte mi magia. Sonrió, acercó su cara y me besó. Solo un toque, cuando quise darme cuenta ella bajaba la escalera hasta la puerta de salida.

Me hizo un guiño y con su voz grave y ronca me dijo, gracias por ayudarme a empezar bien el día. Con el índice esbozó un disparo. Me despidió con mano volandera, diciendo tú tienes magia. Sonrió por última vez.Yo dejé de sonreír.

(Imagen : Sappho, por Charles Mengin (1877).)

 

Tagged with: , , ,
Publicado en Relatos